domingo, mayo 11, 2008

ALTO Y CLARO






Se podrá decir mas alto, pero no mas claro. Los símiles son perfectamente interpretables, con claridad y sin dobles interpretaciones “Estamos en el umbral de un nuevo tiempo político. Han pasado treinta años desde el inicio de la transición y el traje institucional y sociopolítico que allí confeccionamos se ha quedado pequeño, pasado de moda y deshilachado para la Euskadi de hoy. Hay que volver a coger tela, hilo y aguja y ponernos a coser un nuevo traje. En el caso de Euskadi, no vale uno pret-aporter, no podemos ir al almacén de la España de las Autonomías y coger de la estantería el primero que nos guste. Debe de ser un traje singular, de diseño propio sin que como nacionalistas renunciemos a nuestras legítimas aspiraciones. Por eso llevamos meses ofreciendo abrir un diálogo político que comience a dar puntadas, a juntar patrones, a definir hechuras y telas.”

“A nosotros, a nuestro Partido –creo que tampoco a la ciudadanía vasca- no se nos puede pedir que renunciemos a seguir avanzando, a que los vascos y vascas retrocedamos en nuestra calidad de vida, bienestar, progreso y desarrollo. Porque tras la reivindicación de que la sociedad pueda decidir y de que sus decisiones sean tomadas en consideración, no está sólo un determinado estatus jurídico-político, sino también la convivencia, la convivencia pacifica así como la construcción social como base para la construcción nacional.”



A nosotros no nos da igual hablar de Sociedad, País, Nación o Patria, nosotros cuando hablamos políticamente hablamos de Patria, una Patria que lo primero que necesita es libertad y a la vez tranquilidad, eficacia, honradez, gobernabilidad y paz, y para ello trabajamos por y para un proyecto de futuro ilusionante y esperanzador que en el corto plazo se define en la hoja de ruta del Lehendakari. No podemos seguir con planteamientos diferentes que internamente no nos producen mas que frustración, desencuentros y debates estériles.

Y este camino arranca con el grito de GORA EUSKADI ASKATUTA en la boca de Iñigo y de todos los presentes en el Euskalduna, y al día siguiente a trabajar en el Batasuna ta Indarra, que nos lleve al éxito en la negociación, en el Parlamento Vasco y en la consulta.

También creemos que a todos nos queda claro que podemos tener éxito en la negociación pese a ser una negociación sin resultados, pues el gran frente del no ha resucitado (¿si llegó a morir en algún momento?) y el tiempo lo hará evidente
Hoy, como siempre, decimos Gora Euskadi Askatuta!

1 comentario:

Autor dijo...

Para construir habrá que remar todos juntos y todos en el mismo sentido y dirección.

Las criticas se deben realizar a nivel interno, que es el lugar para ser duros. No ser un bloque monolítico es bueno, tener diferentes ideas es bueno, pedir información veraz y rápida es básico. A veces las diferencias esconden solo una lucha de poder.

No tengo nada claro que airear electrónicamente las discrepancias, nuestros puntos menos fuertes nos haga más fuertes.

Un saludo desde: http://napartarra.blogspot.com